Inmuno-Oncología (I-O)

¿Qué es la Inmuno-Oncología (I-O)?

La Inmuno-Oncología, como una disciplina emergente, representa una forma completamente innovadora de abordar el cáncer: consiste en aprovechar el sistema inmune del individuo para combatir células tumorales. Es decir, una alternativa terapéutica que se dirige al sistema inmunológico en lugar de focalizarse en tumor.

La investigación en I-O estudia cómo las células tumorales se adaptan y consiguen esconderse del sistema inmune, evitando ser reconocidas y destruidas. Las terapias de la inmuno-oncología estimulan la activación y producción de células T, las encargadas de desactivar ese mecanismo de evasión e identificar y destruir las células tumorales previniendo la propagación del cáncer.

El objetivo de I-O es cambiar las expectativas de supervivencia y la forma en que los pacientes viven con cáncer, basándose en que el sistema inmunológico es la herramienta más eficaz para reconocer y luchar contra la enfermedad. El sistema inmune está formado por distintas células con funciones específicas que detectan y eliminan del organismo las células anormales (1). Estas presentan en su superficie unas moléculas llamadas antígenos, que estimulan al sistema inmunológico para que produzca respuestas celulares mediadas y/o anticuerpos. Un componente importante de esta respuesta mediada por la célula es la activación y producción de células T, que pueden neutralizar y hasta eliminar las células anormales (2).

¿Por qué es el nuevo paradigma en el tratamiento del cáncer?

Las terapias tradicionales como la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia o las terapias dirigidas han representado la base del tratamiento del cáncer en las últimas décadas, pero la supervivencia a largo plazo y una buena calidad de vida siguen siendo inalcanzables para muchos pacientes con enfermedad avanzada (3). Para muchos tumores comunes, las tasas de sobrevida a 5 años siguen estando por debajo del 16% para los pacientes con enfermedad metastásica (4), por lo tanto existe una necesidad no cubierta con el actual estándar de tratamiento.

La I-O en cánceres avanzados demostró ser el primer y único tratamiento que puede ofrecer una sobrevida a largo plazo de 1 a 2 años en pacientes previamente tratados en comparación con el estándar actual de tratamiento (5).

Estas terapias convencionales utilizan herramientas ajenas al organismo y actúan directamente sobre el tumor. En cambio, la I-O aprovecha el propio sistema inmune y activa sus mecanismos naturales para que produzca células T que ataquen desde adentro a las células tumorales. Es decir, de la misma manera que el organismo lucha contra otras infecciones y enfermedades.

El compromiso de BMS en Inmuno-Oncología

Bristol-Myers Squibb lidera los avances en la investigación y tratamientos Inmuno-Oncológicos (I-O), que consisten en el desarrollo de agentes que trabajan directamente con el sistema inmunitario del cuerpo para combatir el cáncer. El desafío consiste en utilizar estos agentes en pacientes cuyos tipos de tumores sean más propensos a responder a la I-O, llevando a cabo investigaciones clínica y pruebas en poblaciones reales. Además, el desarrollo de nuevas opciones terapéuticas innovadoras apunta a aumentar la sobrevida y mejorar la calidad de vida de los pacientes con cánceres avanzados.

  1. Pardoll DM. Nat Rev Cancer. 2012; 11:252-264.
  2. Mellman I, Coukos G, Dranoff G. Nature. 2011; 480:480-489.
  3. DeVita VT Rosenberg SA. N Engl J Med. 2012; 366:2207-2214
  4. Surveillance, Epidemiology and End Results (SEER). Program.
  5. Luke, JJ and Hodi, B. The Oncologist.2013; 10;717-725